Cómo cultivar perejil en maceta de forma sencilla y eficiente

No importa que no cuentes con un jardín en casa o el espacio suficiente para un huerto, ya que, para cultivar perejil en maceta, solo te hará falta una maceta, un poco de tierra algunas dosis de ganas y paciencia.  En este artículo te enseñaremos exactamente cómo cultivar esta planta aromática de una forma sencilla y, al mismo tiempo, eficiente.

Si te gusta la idea, descubre que para tener siempre perejil fresco, solo necesitas una maceta de boca ancha, una bolsa de semillas y un poco de tierra para macetas. Además, cultivar perejil es una actividad sumamente sencilla. Todo esto hace que cultivar perejil en maceta sea una actividad perfecta para cualquier persona novata o con poca experiencia en el mundo de la horticultura y la jardinería.

¿Qué es el perejil?

Comencemos diciendo que el petroselinum crispum, que es el nombre botánico del perejil,y que es una planta originaria del sur de Europa, siendo utilizada desde la época antigua por los romanos y griegos como planta medicinal, además de como especia. Forma parte de la familia Apiaceae, por lo que el perejil es una planta que se encuentra relacionada en sus orígenes con la zanahoria, la chirivía, el apio, el eneldo, pero también con el cilantro y el comino, entre otras.

El perejil se puede cultivar tanto en su uso para hojas como para raíz, pero ya estamos hablando de diferentes variedades. El que se cultiva para hojas, que es el que nos interesa, puede ser de dos tipos: con hojas rizadas (perejil francés) y con hojas planas (perejil italiano). En general, el perejil de hoja rizada tiene un sabor más débil que el perejil de hoja, por lo que se usa más para decorar que para dar sabor a la comida. Además, el perejil de hoja plana es más fácil de cuidar, ya que es más resistente a la lluvia y a la luz solar intensa que otros tipos de variedades.

Finalmente, existe un tercer tipo conocido como perejil híbrido. Que como ya se mencionó, se cultiva más por la raíz que se puede agregar a sopas y guisos para enriquecer su sabor.

Cómo cultivar perejil en maceta

Cultivar perejil en maceta

Debemos de tener en cuenta los siguientes puntos para disfrutar rápidamente de nuestra propia cosecha de perejil:

La maceta

Para cultivar perejil en maceta, es suficiente una maceta con un diámetro de 12-15 centímertros, pero más alta, de un mínimo de profundidad de 30 centímetros. La maceta puede colocarse en el alféizar de la ventana de la cocina, lo importante es que se ubique en un lugar donde los rayos del sol no lleguen directamente, ya que el perejil es una planta que, en realidad, prefiere una posición relativamente sombreada.

[amazon bestseller=»maceta» items=»3″]

El perejil se puede sembrar directamente en macetas desde principios de marzo hasta agosto. Si se desea cultivar directamente en el jardín este periodo será diferente.

Semillas de perejil

Para cultivar perejil en maceta, juegan un papel muy importante las semillas de perejil. Estás se deben plantar a 1,5-2 centímetros de profundidad, aproximadamente, no más, y las semillas deben distribuirse uniformemente sobre el área de siembra. Luego, las semillas se cubren con una fina capa de tierra muy fina, posiblemente tamizada o mezclada con arena limpia.

El perejil germina a una temperatura entre 5 y 20 grados centígrados. Es una planta muy resistente a las bajas temperaturas, pero apenas tolera las heladas. Por lo que si a lo largo del año solemos mantener nuestra maceta de perejil en el exterior, durante el invierno deberemos de ubicarla dentro de casa o al menos protegerla para evitar que reciba daño.

El período de germinación del perejil es relativamente largo, por lo que los primeros brotes aparecerán solo en dos o tres semanas. Una solución para estimular la germinación es mantener las semillas de perejil en agua durante unas horas antes de sembrarlas.

Riego

El perejil se debe regar constantemente y nunca se debe permitir que la tierra de la maceta se seque por completo, ya que las hojas se volverán amarillas rápidamente y no se recuperarán, y la cosecha de la maceta se verá comprometida. Ten en cuenta eso sí, que para cultivar perejil en maceta debes tener en cuenta no encharcar la propia maceta, y echarle el agua necesario, nunca más.

Las hojas de perejil se pueden cosechar y usar alrededor de un mes después de la siembra. Si solo recoge las hojas en el primer período, el arbusto de perejil se volverá denso. Así, tendrás una cosecha más rica, pero también una planta con un aspecto impresionante.

¿Qué beneficios te aporta esta planta?

Perejil en maceta

Dependiendo de la calidad del suelo, la cantidad de luz y la calidad de las semillas, puedes tener una cosecha de perejil fresco durante 4-7 meses. Ten en cuenta que una comida consume alrededor de un enlace o incluso menos, por lo que la necesidad es bastante alta en relación con la tasa de crecimiento de la planta.

El perejil cultivado en condiciones orgánicas es muy rico en vitaminas A, C y B, contiene calcio, hierro, fósforo, sodio, potasio y yodo, así como una serie de antioxidantes únicos con propiedades antitumorales. Además, es un tónico general y depurativo del organismo.

Cultivar perejil en maceta es algo realmente sencillo que deberías de hacer independientemente de si tienes sitio para un huerto o jardín y sobre todo si te gusta la cocina aderezada con esta especia.

Villamandos
Villamandos
Propietario de un huerto urbano donde produzco mis propias fresas, pimientos, frambuesas y sobre todo paso ratos muy agradables viendo crecer y desarrollarse mis plantas, ¿te unes a la fiebre de los huertos urbanos?

Te puede interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

NESTRAS REDES SOCIALES

1,011SeguidoresSeguir
43SeguidoresSeguir
575SeguidoresSeguir

LO + VISTO